Pilas recargables. Información y Venta





pilas recargables

PILASRECARGABLES10.NET es una web dedicada en exclusiva a la información en detalle sobre baterías recargablesTe explicamos cómo funcionan estas pilas, qué tipos hay, qué ventajas aporta su uso frente a las pilas convencionales. Hablamos también de cuáles son las mejores marcas. Incluso hacemos algún estudio comparativo entre ellas para que puedas hacer siempre la mejor elección. Además tenemos enlaces que te permitirán acceder de forma rápida y segura a la compra del mejor pack de pilas ofrecidos por Amazon.


Qué son las pilas recargables

Las pilas o baterías recargables son acumuladores eléctricos que cuando se han gastado permiten su reutilización usando un cargador eléctrico.

Son la manera racional de usar pilas puesto que permiten un considerable ahorro económico después de haber hecho varias recargas y sobre todo evita la negligente práctica del «usar y tirar».

El secreto de las baterias recargables está en su interior, en los procesos electroquímicos que se dan en ellas: son procesos reversibles, reacciones electroquímicas de doble sentido que permiten su regeneración en caso de agotarse.

Precio y compra de pilas recargables

Para todos aquellos que usamos constantemente aparatos eléctricos portátiles que tienen ser alimentados por pilas hay una opción de compra que nos salva la vida: las baterías (no hace falta el adjetivo recargable).

Ellas van a hacer que no tengamos que gastemos un dineral cada mes comprando cada dos por tres pilas que nuestros dispositivos electrónicos han agotado.

Si usas todo el tiempo pilas desechables deberás pagar, como mínimo, 100 veces más que un comprador inteligente que elige baterías ya que éste podrá recargar sus acumuladores cientos o incluso miles de veces sin hacer ya ninguna inversión.

Precios y venta de pilas recargables

Consulta todas las marcas y sus precios AQUÍ

Tipos de pilas recargables más comercializadas





Accede desde aquí a toda la información de pilas o baterías recargables clasificadas según el tamaño, geometría o composición. Sin duda alguna, las más populares son las doble A seguidas de las triple A con tecnología niquel-metal hidruro, pero hay muchos otros tipos más según sus dimensiones (petaca, botón, las pequeñas AAAA, por ejemplo) y también tecnología.

Clasificación de las baterías según su composición

Las baterías se caracterizan por la buena peculiaridad de poder ser recargadas múltiples veces, lo que te evita estar comprando pilas cada dos por tres. Pero su tecnología, sus componentes y modo de funcionamiento son muy diferentes. Estos son los principales tipos de pilas recargables según su composición y química interna:

Batería ácido de plomo

Batería de níquel cadmio (Ni-Cd)

Batería de iones de litio

Batería de polímero a base de iones de litio

Pila recargable NiMH

Cómo funcionan las baterías recargables

como funcionan las pilas recargables

La clave del funcionamiento de este tipo de pilas, también llamadas «acumuladores», está en la reversibilidad de los procesos químicos que hay en ellas.

Se trata de sistemas con polo positivo (cátodo) y polo negativo (ánodo) y entre ellos sustancias electrolíticas conductoras. Si se unen ambos extremos se va a generar una corriente eléctrica que va a tratar de compensar la diferencia de pontencial en los extremos del sistema.

El proceso generador eléctrico va a ser posible hasta que se de el agotamiento de las sustancias que permiten la tensión en bornes.

La ventaja indiscutible de las baterías es que al ser atravesadas por una corriente eléctrica externa (la propiciada por un cargador) los materiales que se habían agotado o consumido van a regenerarse de nuevo por lo que un nuevo uso va a ser posible y así una y otra vez.

La tecnología interna de una pila recargable puede ser muy variable. Las sustancias y productos usados en su configuración además del tamaño hacen que unas sean más apropiadas que otras para ciertos usos. En general, tenemos las recargables de plomo-acido, las de cadmio-niquel, las que usan níquel junto a otros metales, las de litio en forma de ión y por último las de polímeros a base también de litio.

Todos estos acumuladores que pueden dar cientos de nuevos usos aunque rellenan de energía sus celdas secundarias usando fenómenos químicos diferentes, poseen en común la virtud de poder cargarse de la energía perdida haciendo pasar a través de ellos corriente eléctrica desde una fuente externa.

Baterías recargables de tipo experimental

Los equipos de inventigación y desarollo (ID) de numerosas compañías que fabrican pilas y baterías están en una frenética competición para ofrecer a los consumidores los más altos rendimientos y al menor coste posible.

Hay que tener en cuenta que en este sector también subyace la eterna aspiración de poder dejar atrás el petróleo y derivados en los automóviles. Es decir, no estamos ante una industria cualquiera, hablamos de un campo que está revolucionando ya nuestra forma de vida.

Algunos de estos innovadores estudios hacen pruebas con modelos de baterias como las que vamos a ennumerar a continuación:

  • Acumuladores de litio-sulfuro
  • Pilas recargables de ión-sodio
  • Baterías de películas finas de litio
  • Tecnología zinc-bromo
  • Baterias recargables de zinc-cerio
  • Pila recargable con reacción redoz mediante vanadio
  • Reacciones recargables de sodio-sulfuro
  • Baterías de sal fundida
  • Batería de óxido de plata

Las mejores pilas recargables

comportamiento comparativo del voltaje de las pilas nimh

Centrándonos en el uso doméstico de pilas podemos decir que las mejores pilas son las llamadas Ni-MH, es decir, baterias de níquel metal hidruro o también llamadas pilas de niquel hidruro metálico.

Estos acumuladores recargables tienen un anodo de oxihidrogeno de níquel y un cátodo formado por hidruro metálico.

La pila Ni-MH ha superado de largo a las tradicionales de níquel cadmio, Ni-Cd ya que su efecto memoria es menor, por lo que no hay que tomar las precauciones de tener que descargar totalmente la batería antes de tener que aplicar una nueva recarga y también porque la ausencia del cadmio es positiva para el medio ambiente además de ser una opción mucho más económica.

Desventajas de las pilas recargables

Las pilas recargables tienen la ventaja de amortizarse tras unos cuantos usos y de ser más ecológicas. Es decir, si usas pilas con frecuencia te va a salir más barato y ensuciarás menos. ¿Puede haber algo más importante que haga que las sucias pilas de siempre sigan usándose?

A la industria de las pilas desechables le interesa sin duda que sigamos consumiendo sus productos. La desinformación sobre las aún desconocidas ventajas de las baterías por mucha gente es un factor que juega a favor de la compra de pilas normales.

El lobby de las pilas desechables es favorecido por el desconocimiento de muchas personas sobre los beneficios de decantarse por las pilas que se pueden recargar múltiples veces.

Hay detractores a la alternativa de los acumuladores recargables. Ellos ven en las pilas que se pueden recargar algunas desventajas. Algunas de sus argumentos son como los que siguen:

  • Tienen una relación carga-duración menor que una pila desechable, es decir se agotan antes.

Eso no tiene que ser un problema. Basta con tener un pack de pilas recargables preparadas para ser usadas mientras las agotadas se van cargando.

  • El voltaje o tensión eléctrica es algo menor, no llega a 1,5 voltios.

Eso tampoco es un gran inconveniente. Todos los aparatos eléctricos están diseñados para trabajar perfectamente a esos 1,2 V que nos da una batería recargable. Además sí que existen ya pilas recargables que parten de un potencial de 1,5 V.

  • Un acumulador recargable se va a descargar solo, sin ser usado transcurridos un par de meses.

Aquí sí que ganan las pilas tradicionales. Nada que objetar. Pero siendo un poco previsor y teniendo una mínima conciencia ecológica y algo de amor por el dinero tampoco es un gran escollo a las recargables.

  • Tras muchas cargas acaban estropeándose.

El número de cargas depende de muchos factores, pero lo normal es que puedan ser usadas perfectamente tras más de cargarlas cien veces, que ya es. Esto es una simple excusa más para seguir usando lo de toda la vida.

Consejos para usar baterías recargables

Las baterías recargables se utilizan ampliamente. Sin embargo, para lograr una buena expectativa de vida, se deben considerar ciertas cosas. Queremos ayudarte a que lo hagas bien.

Las baterías recargables se utilizan en muchos lugares del hogar hoy en día. Algunos dispositivos como teléfonos móviles (teléfonos móviles) y ordenadores portátiles (ordenadores portátiles (notebooks y tablets) casi siempre se suministran con un acumulador. Para cámaras digitales pequeñas (cámaras compactas), linternas y muchos otros dispositivos, puedes elegir entre utilizar pilas normales o pilas recargables. En cualquier caso, es bueno que tales baterías pueden ser recargadas muy a menudo, por lo que no tiene que comprar baterías nuevas todo el tiempo. Sin embargo, en la práctica, sin embargo, no todo funciona sin problemas, especialmente si cometes ciertos errores comunes. En la siguiente sección se explica cómo manejar pilas de diferentes tipos.

¿Se pueden usar siempre las pilas recargables?

A menudo no vale la pena usar baterías recargables porque los dispositivos no las toleran debido a que ofrecen unos potenciales de trabajo ligeramente menores.
Los aparatos pequeños que también funcionan con pilas normales no recargables – p. ej., las habituales pilas de 1,5 V en los tamaños AA (Mignon), AAA (Micro), C (Micro) o D (Mono) – también se pueden utilizar a veces con pilas recargables, pero hay ocasiones en las que no son admitidas por la baja tolerancia a potenciales menores de 1,5 V, por ejemplo.

Un problema puede ser que las baterías de níquel-metal hidruro habituales (y las baterías de níquel-cadmio usadas en el pasado) tienen un voltaje nominal mucho más bajo de sólo 1,2 V. Si se desea aprovechar toda la capacidad, hay que reducir el voltaje a una tensión final de descarga de aproximadamente de 1,0 V. Algunos dispositivos siguen funcionando con él, pero otros no funcionan correctamente a 1,2 V. De este modo, se puede tener la impresión de que la batería dura muy poco tiempo, ya que puede emitir mucha carga, pero no a un nivel de tensión suficientemente alto para el dispositivo. Desafortunadamente, los fabricantes de dispositivos no suelen especificar cuánto voltaje de batería necesita un dispositivo, por lo que debes probarlo tu mismo.

Incluso cuando el dispositivo puede funcionar, el uso de una batería recargable no siempre es la más adecuada. Si una batería normal dura un año, será difícil de pagar por la compra de una batería mucho más cara. Además, una batería normal perderá mucha energía durante este largo período de tiempo debido a la autodescarga, por lo que tendría que recargarse con más frecuencia (por ejemplo, cada dos o tres meses). Los tipos con una autodescarga particularmente baja al menos evitarían este problema. Pero incluso entonces, la batería sólo alcanza unos pocos ciclos de carga a lo largo de su vida útil, ya que envejece con el paso de los años incluso con una carga baja.

Si, por otra parte, un dispositivo puede soportar tensiones relativamente bajas y tiene un consumo de corriente relativamente alto, el uso de una batería recargable es muy útil. En este caso, puede ser que incluso una batería con una carga dure considerablemente más tiempo que una batería no recargable, incluso si su capacidad no es superior. Esto se debe a que una batería normal tiene una mayor resistencia interna (especialmente cuando no es nueva), de modo que su voltaje caerá considerablemente bajo una carga de corriente elevada y el dispositivo no funcionará correctamente. Si después se mide la tensión de la batería descargada, puede que parezca normal y le sorprenda que ya no funcione en el dispositivo. Las pilas recargables suelen ser mejores en este caso, ya que tienen una capacidad de carga de corriente mucho mayor.
Por supuesto, siempre es mucho más económico y ecológicamente correcto suministrar directamente de la red eléctrica a los aparatos, ya que la producción de baterías consume mucha energía.

Cuándo hay que recargar una pila recargable





cuando hay que recargar una pila recargable

Por ejemplo, si usamos una cámara digital en la carretera, podríamos cargar su batería cada vez que se usa. Pero hay dos inconvenientes:
Si la batería se encuentra en posición de reposo durante mucho tiempo hasta el siguiente uso, ya está parcialmente descargada (debido a la autodescarga) y puede que no dure tanto tiempo.
Especialmente cuando se trata de una batería de litio, envejece más rápido cuando se almacena en un estado de carga completa.
Por lo tanto, sería mejor cargar la batería directamente antes de su uso. Esto tiene la desventaja de tener que cargar la batería a tiempo, sin embargo, es fácil de olvidar. Un compromiso puede consistir en recargar parcialmente la batería después de su uso y, a continuación, recargarla de nuevo antes de su uso.

No es tan desfavorable cargar las baterías sólo parcialmente o recargarlas después de una descarga parcial, como se dice a menudo.
Las baterías a base de níquel también tienen el problema (a menudo sobreestimado) del efecto de memoria (especialmente NiCd) y la inercia de la batería (NiMH) cuando la batería se descarga a menudo sólo parcialmente antes de cargarse. Sin embargo, uno no debe tener miedo a la descarga parcial. En primer lugar, estos efectos no son demasiado fuertes en la práctica. Además, estos efectos desaparecen cuando la batería se descarga completamente una o varias veces. Y la vida útil más larga se logra cuando la batería no está completamente descargada o totalmente cargada. Con esta estrategia, Toyota, por ejemplo, logra una vida útil muy larga de la batería híbrida (batería recargable NiMH) en los vehículos híbridos Prius. Conclusión: Por lo general, no es necesario descargar completamente la batería antes de volver a cargarla (que es lo que hacen algunos cargadores). Lo mejor es descargar la batería y cargarla sólo parcialmente, pero descargarla completamente y volver a cargarla de vez en cuando.

Por cierto, no hay efecto de memoria o similar con baterías de plomo-ácido o baterías de litio; aquí, una descarga parcial no es dañina.
¡Las baterías de iones de litio envejecen mucho más rápido cuando están completamente cargadas! Las descargas profundas son, por supuesto, aún peores.

Desafortunadamente, muchos portátiles cargan la batería de iones de litio por completo cada vez que se utilizan con una fuente de alimentación. Si el portátil sólo se utiliza durante un período de tiempo más largo cuando está conectado a la red, la duración de la batería se reduce innecesariamente. Por cierto, tiene sentido descargar la batería en los ordenadores portátiles de vez en cuando (por ejemplo, una vez al año) de forma intensiva, para que la electrónica de carga esté mejor informada sobre el estado de carga real; este proceso se denomina calibración.

Tiempo de carga adecuado para una batería recargable

Un cargador adecuado termina la carga (y posiblemente cambia a una carga de mantenimiento con corriente muy baja) cuando la batería está completamente cargada. El tiempo de carga requerido se reduce, por supuesto, cuanto mayor sea la intensidad de corriente seleccionada durante la carga. Un tiempo de carga más corto es a menudo práctico, pero puede reducir la vida útil de una batería. Además, el consumo de energía también puede aumentar ligeramente, ya que se necesita una tensión de carga algo más alta para una carga más rápida. Por esta razón, por ejemplo, las baterías de los coches eléctricos sólo deberían cargarse rápidamente si es realmente necesario.

A la mayoría de las baterías no les gustan las descargas profundas o totales, sin importar si son baterías de plomo, níquel o litio. Esto significa una descarga que va mucho más allá del rango previsto, de modo que la tensión de la batería cae bruscamente por debajo de la tensión nominal. Por ejemplo, si una linterna alimentada por batería no brilla bien, no dejes la lámpara encendida hasta que deje de brillar. Si se produce una descarga muy fuerte, la batería debe recargarse lo antes posible, al menos parcialmente. Con algunas baterías (especialmente baterías de litio) no hay nada que hacer después de una sola descarga total.

Muchos dispositivos electrónicos que funcionan con pilas tienen un dispositivo de corte de bajo voltaje incorporado para protegerlos de descargas profundas: el dispositivo se apaga automáticamente a tiempo para evitar descargas profundas. Especialmente para las baterías de litio, este tipo de electrónica debe ser utilizada. Este suele ser el caso, por ejemplo, de los teléfonos móviles.
Ten en cuenta que incluso si las baterías se almacenan durante mucho tiempo, es posible que se produzca una descarga total sin necesidad de recargarlas con regularidad.

Cómo almacenar correctamente las baterías

las pilas recargables hay que almacenarlas en lugares frescos y secos

Hay mucha confusión acerca del estado de carga en el que se almacenan las baterías – porque el procedimiento correcto depende del tipo de batería:

¡Lo que es correcto para las baterías de plomo-ácido – almacenamiento en condiciones de carga completa – es simplemente incorrecto con las baterías de litio!

  • Las baterías de plomo-ácido (p. ej. baterías de automóvil) deben almacenarse siempre completamente cargadas. Debido a la autodescarga gradual, deben ser recargados ocasionalmente.
  • En el caso de las baterías de litio, esta sería exactamente la estrategia equivocada, ya que envejecen con especial rapidez cuando están completamente cargadas, especialmente cuando todavía están calientes. Por otro lado, un nivel de carga muy bajo también es perjudicial y debido a la autodescarga, uno se acerca a esto con el tiempo. Por lo tanto, es mejor apuntar a un estado de carga del 30-50% y mantenerlo mediante una recarga parcial ocasional. Esto no es fácil, por supuesto, ya que es difícil determinar el estado exacto de la carga. Además, el estado de carga óptimo para los rodamientos depende del tipo exacto de batería; por ejemplo, un estado de carga baja del 20-30% es ideal para baterías de óxido de cobalto y litio, mientras que un estado de carga baja del 30% no debe utilizarse para las espinelas de litio y manganeso. Desafortunadamente, el fabricante a menudo no revela el tipo de batería. En la práctica, uno tiene que aceptar que una batería de litio no funcionará bien después de unos pocos años – ya sea que se haya usado mucho o muy poco.
  • Para las baterías a base de níquel (NiMH, NiCd) se aplica lo mismo que para las baterías de litio, excepto que un nivel de carga más bajo, por ejemplo, del 30 al 40% es en principio más barato, pero la autodescarga más rápida conduce a una descarga profunda más rápida y dañina.

En principio, las altas temperaturas de almacenamiento son desfavorables. El almacenamiento a temperatura ambiente está bien, el almacenaje en el sótano o refrigerador es aún mejor (aunque las baterías son generalmente menos eficientes cuando funcionan a bajas temperaturas). Otra gran ventaja de las bajas temperaturas es que la autodescarga es entonces menor, por lo que la recarga es menos frecuente. Es especialmente malo para los aparatos con baterías de litio dejarlos en el coche en verano, donde a veces puede calentarse mucho, lo que puede llevar a la destrucción de una batería de este tipo, e incluso a daños en el vehículo.

Carga a la vez baterías idénticas y en conexión en serie

En algunos cargadores, varias baterías se cargan juntas y se conectan en serie: la misma corriente de carga fluye a través de todas las baterías. Esta construcción es un poco menos costosa, pero sólo funciona correctamente si todas las baterías implicadas se comportan de la misma manera. Si uno ya está lleno, pero el otro no lo está todavía, el primero puede estar sobrecargado, pero el otro no está totalmente cargado. Sólo debe utilizar un cargador de este tipo si todas las baterías proceden de la misma carga y se han utilizado en serie (por ejemplo, en la misma cámara) para que siempre tengan la misma corriente de descarga. Para evitar confundir los pares de baterías, puede marcarlos en consecuencia.
¿Qué capacidad tiene la batería?

A menudo le interesaría saber si la capacidad de una batería ya ha disminuido considerablemente. Desafortunadamente, sólo unos pocos dispositivos (por ejemplo, algunos portátiles) pueden mostrar esto. En otros casos, sólo una prueba puede ayudar, en la que la batería se carga completamente y luego se descarga con una carga conocida. Es aconsejable descargar o interrumpir la tensión de descarga hasta la tensión de descarga especificada por el fabricante, si el dispositivo respectivo ya no funciona y medir el tiempo hasta entonces. La capacidad es entonces el producto de este tiempo y la corriente de descarga, si ésta permanece constante. (Si no, la corriente debe estar integrada en el tiempo.
Si simplemente está interesado en el tiempo de empleo posible, debería medirlo bajo condiciones definidas. Por ejemplo, depende de si las conexiones de teléfono móvil y WLAN están activadas o incluso si se utilizan para hacer llamadas.

Los acumuladores envejecidos no deben tirarse en la basura doméstica

Al final del ciclo de vida, las baterías de cualquier tipo deben desecharse correctamente y no deben eliminarse con los residuos domésticos. Para los consumidores finales, los contenedores de recogida están disponibles en muchos lugares de venta. Desgraciadamente, muchas baterías usadas siguen acabando en la basura doméstica, lo que causa una considerable contaminación ambiental. Además, también se pierden materiales valiosos que de otro modo se recuperarían durante el reciclaje.

Otras preguntas frecuentes sobre baterías recargables

Vamos a condensar aquí las preguntas que con más frecuencia nos hacemos sobre las pilas recargables y que tratan sobre su fabricación, duración, conservación, los diferentes tipos que hay y otro muchos tópicos.

Diferencia entre pilas recargables AA y AAA

Las doble A se diferencian de las triple A en su tamaño. Las AA fueron las primeras en ser creadas. Ante la demanda de formatos más pequeños aparecieron las pilas AAA. En 1947, el Instituto Nacional de Estándares Estadounidenses, que se conoce también por sus siglas como ANSI, decidió el nombre y las dimensiones de ambos formatos de pilas.

Leer más

Cómo se puede recuperar una batería recargable NiMH

A veces necesitamos con urgencia resucitar una o varias pilas recargables que ya no dan ninguna señal de vida. Por un lado te cuento qué podemos hacer para evitar que ese trágico momento llegue, es decir, alargar al máximo la vida de un acumulador y por otro te muestro algún truco para que siga trabajando después de darla por desahuciada .

Sigue leyendo

¿Las pilas alcalinas son recargables?

Las pilas alcalinas desechables no están diseñadas para que se recarguen y todos los fabricantes advierten de los peligros de hacerlo. Sin embargo existe una versión especial de alcalinas. Se trata de las RAM o Recargables Alcalinas Manganeso. Poseen alguna ventaja importante sobre las recargables de NiMH (pueden ser guardadas con carga largo tiempo sin usarse). Su talón de Aquiles es la gran resistencia interna que ofrecen al paso de la corriente.

Más sobre alcalinas recargables

Cómo saber si una pila recargable sirve

A veces estamos ante una batería que no funciona y queremos saber si aún podemos intentar seguir usándola o no. Todo depende de por qué no nos puede prestar su servicio en ese momento. Falta de carga debido a un ciclo, fin de su vida útil por agotamiento de ciclos de carga o un defecto en su funcionamiento interno por alguna causa. En nuestro artículo hablamos con detalle de esta cuestión.

¿Mis pilas recargables aún sirven?